Blog
« Atrás

Endulzantes naturales, alternativas al azúcar

 

Ante las cifras de obesidad y diabetes tipo 2, que siguen creciendo desde hace décadas a nivel mundial, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha rebajado a la mitad las recomendaciones sobre consumo de azúcar en los últimos tiempos.

Y es que cada vez es más difícil evitar su consumo: prácticamente la mayoría de alimentos que son procesados contienen azúcar. Y lo que es peor, muchas veces resulta imposible saber si un producto contiene azúcar, pues las empresas alimenticias utilizan diversos nombres para referirse al azúcar en el etiquetado.

Si tu consumo de azúcar diario es superior a cinco cucharadas (incluyendo el azúcar del café, los refrescos, las galletas y dulces y el azúcar oculto) es el momento de empezar a reducir esa cantidad. Tu salud te lo agradecerá.

Dejar el azúcar puede ser difícil, pero existe una gran variedad de edulcorantes naturales disponibles bajos en calorías, y que son muy dulces y muy beneficiosos para la salud. Además de su poder para endulzar, muchos de ellos son ricos en nutrientes y tienen beneficios para nuestra salud.

A continuación os hablamos de ellos.

Azúcar de caña integral

Este edulcorante se obtiene evaporando el jugo de la caña por calentamiento o liofilización. De todos los tipos de azúcar es el más saludable, pues contiene algunos minerales y vitaminas cuando se respeta el proceso artesanal de fabricación.

Cuando compremos azúcar de caña integral debemos asegurarnos de que sea auténtico, pues el azúcar moreno lleno de aditivos que se vende en los supermercados convencionales no tiene nada que ver con el de verdad. Ni el color, ni la textura, ni sus propiedades, ni el procedimiento de obtención industrial. Comprueba personalmente las diferencias.

El verdadero azúcar de caña integral no es marrón, sino que tiene un color ligeramente tostado y se apelmaza con facilidad al contacto con la humedad. Lo encontraremos en tiendas especializadas en productos biológicos. El azúcar integral de caña es uno de los edulcorante más ricos en vitaminas y minerales.

 

La miel

La miel es un producto que elaboran las abejas a partir del néctar de las flores y puede contener en su composición hasta 150 elementos diferentes. Aunque contiene vitaminas y minerales, lo cierto es que la mayor parte de esos componentes son, al igual que otros edulcorantes, azucares simples con los mismos inconvenientes que hemos visto antes.

La miel es un edulcorante muy natural y sobre todo delicioso, pero también debemos consumirla con moderación, y asegurarse de que se trate de miel cruda sin procesar: la miel procesada o adulterada con otros ingredientes tiene muchos menos nutrientes.

 

Sirope de agave

El sirope de agave se ha puesto muy de moda últimamente pero la información es bastante contradictoria, dependiendo de las fuentes que se analizan, y no existen muchos estudios sobre sus cualidades nutricionales.

El sirope de agave es un endulzante 100% natural de sabor neutro que se extrae de la planta del mismo nombre, el agave, de aspecto similar al cactus y originario de América tropical, subtropical y el Caribe.

Aunque es cierto que el jarabe de agave contiene ligeramente más calorías que el azúcar de mesa, endulza el doble que el azúcar refinado, así que, con una pequeña cantidad de sirope de agave, obtendremos el mismo sabor dulce.

La principal ventaja que tiene el sirope de agave frente al azúcar es que es tolerado por los diabéticos e hipoglucémicos, ya que su índice glucémico es bajo, y no se necesita insulina para ser digerido (apto para diabéticos tipo II y no insulinodependientes).

 

Sirope de arce

El sirope de arce es un producto 100% natural y no refinado, por lo que conserva todos los nutrientes del jugo de arce cuando es transformado en sirope.

Con un gran contenido de antioxidantes, ayuda a combatir el envejecimiento prematuro causado por los radicales libres.

Además, su alto contenido en magnesio y zinc ayudan a la salud del corazón y promueven una función mejorada del sistema inmunológico.

 

Estevia

La Estevia es un planta de hoja verde procedente de América del Sur, usada durante siglos por los indios guaraníes de Paraguay.

Esta planta tiene la propiedad de endulzar mucho más que el azúcar, pero sin aportar calorías, y con numerosos beneficios para nuestra salud: mejora la salud dental y la circulación, es digestiva, etc.

Con un sabor que recuerda al regaliz, la estevia se puede consumir de diversas formas: en formato líquido (extracto), en polvo o usando directamente las hojas de la planta.

El consumo de estevia es apto para personas diabéticas, pues ejerce un efecto hipoglucémico que estimula las células del páncreas para generar más insulina, pero sin afectar a los niveles de azúcar en la sangre.

Es rica en nutrientes esenciales, como la vitamina A y la vitamina C, así como minerales como el hierro, zinc, calcio, manganeso, potasio y calcio.

 

Como hemos visto, la mayor parte de los edulcorantes, aunque sean naturales, no contienen apenas valor nutritivo y pueden ser perjudiciales para la salud si se toman cantidades excesivas.

El azúcar blanco es un producto que sólo aporta calorías y desequilibrio glúcido en la sangre y los sustitutos sintéticos son sospechosos de causar graves enfermedades. Así que, si no podemos privarnos de endulzar algunos de nuestros platos o bebidas favoritas, mejor echar mano de las alternativas naturales que existen en el mercado. Los mejores, la stevia y el azúcar de caña integral.